miércoles, 22 de julio de 2015

SANTA MARÍA MAGDALENA


María Magdalena.
Autor.- Francesco Bacchiaca
Fecha.- 1.540 - 1.545
Lugar donde se encuentra.- Palacio Pitti de Florencia.

      María Magdalena es uno de los personajes del Nuevo Testamento, que más ríos de tinta ha hecho correr, que encontramos en multitud de cuadros y esculturas. María Magdalena aparece en muy contadas ocasiones en el Evangelio. Muchos quieren ver en ella a la Pecadora de la que Jesús saca siete demonios. Es la hermana de Lázaro y de Marta, amigos de Jesús en Betania. El Viernes Santo, María Magdalena es una de las muejres que está junto a la Cruz del Señor, y el Domingo, para Mateo, Marcos y Lucas, es una de las mujeres que van al Sepulcro; mientras para Juan es la primera mujer en llegar al Sepulcro, convirtiéndose en la primera testigo de la Resurrección del Señor. Luego, su imagen se desvanece por los caminos de la leyenda hasta nuestros días.

      A María Magdalena, se la suela representar con un bote de perfume en sus manos, recordando la escena del Evangelio en el que, durante una cena, una mujer, trae un rico perfume, que había comprado con los ahorros de toda su vida, rompe y limpia con él al Maestro de Nazareth. Gesto que parece que hubiera adelantado o propiciado la traición de Judas, al no ser capaz de entender como se gastaba esa cantidad de dinero en Jesús. Pero María Magdalena, aperece de nuevo, portando perfumes, camino del Sepulcro, la mañana del Domingo de Resurrección para acabar lo que no se pudo concluir, por ser vísperas de la Pascua, la tarde del Viernes Santo.

      Francesco Bacchiacca nos presenta en esta obra a María Magdalena, como una cortesana del siglo XVI, ricamente vestida, siguiendo la moda de su siglo, alejada de la ropa que vestiría la Santa en el siglo I de nuestra Era. Sobre un fondo verde, sin adornos, destaca la figura de la Santa, vestida con fuertes colores, destacando por encima de todos el rojo de su vestido. María aparece con un complicado peinado de moños y moñetes, recogidos en el centro de la cabeza con un rico broche, donde de nuevo encontramos en el centro el color rojo del vestido. Sus cabellos marrones, caen sobre su rostro, Su mirada se dirige timida, insinuante hacía el espectador, pareciendo jugar con él. El vestido de mangas largas esta adornado en el cuello y mangas con trozos de piel, que nos recuerdan el vestido con el que la Santa suele ser representada habitualmente, y que nos recuerda su etapa penitencial.  Debajo del vestido rojo, encontramos otro vestido blanco, ricamente ornado en el cuello y que descubrimos en el corte que Francesco Bacchiacca realiza en el codo, siguiendo la moda femenina de este siglo.

      Y en lass manos de la Magdalena, encontramos un gran jarro de alabastro, sin adornos, jaspeado, tapado, donde la santa llevaría el perfume. El retrato no llama a la devoción, más parece el retrato de una dama que de una santa, sino fuera por la aureola que el autor pinta en la cabeza de la Santa.  



martes, 7 de julio de 2015

SAN BERNABÉ,. BIOGRAFÍA, SIMBOLOS, ORACIÓN Y FESTIVIDAD


San Bernabé.
Arenas de San Juan (Ciudad Real)

Pequeña biografía de San Bernabé

      Bernabé no era uno de los doce hombres que Jesús eligió para ser sus discípulos, pero la Iglesia en la actualidad le considera como un Apostol, como ocurre con San Pablo. Por la misión de evangelizador que recibió del Espíritu Santo.

      Nacio en Chipre, judio de la tribu de Leví, su nombre no era Bernabé, sino José, José vende sus propiedades y las pone en manos de los Apostoles del Señor, tal y como se narra en el capítulo cuarto del Libro de los Hechos de los Apóstoles, es fruto de su conversión, recibiendo el nombre de Bernabé, que significa: "Hombre esforzado". El mismo libro le define como: "Un buen hombre, lleno de fe y del espíritu Santo", en el capítulo 11,24.

      Junto a Pablo recibe de los apóstoles la misión de llevar el Evangelio de Jesús de Nazareth a Antioquia y de la custodia de la fe en Cristo de los neófitos.La predicación en Antioquia según el libro de los Hechos fue un verdadero éxito. En Antioquia se nombra a los seguidores del Nazareno, por pirmera vez Cristianos, es decir seguidores de Cristo - Jesús de Nazareth. Tras la misión de Antioquia, Bernabé y Pablo reciben una nueva misión, en la que van a ser acompañados por un joven, llamado Juan Marcos, que se convertirá en el Evangelista Marcos y que tuvo una relacción muy próxima con el Señor. Comienzan esta nueva etapa en su predicación en Seleucia, de allí se trasladan a Chipre, patria de Bernabé, a la ciudad de Salamina y de esta a Pafos, donde no sólo predicaran la Nueva Buena, sino que su predicación estará acompañada por obras, en este caso por el milagro de la Curación del procónsul romano Sergio Paulo, realizada por Pablo. En Perga, ciudad de Panfilia, el grupo se rompe y Juan Marcos abandona a Pablo y Bernabé que continuan su viaje hasta Iconium en Licaonia, donde comienzan a probar el cáliz del martirio, el mensaje de Jesús no es bien recibido en esta ciudad, y los dos apóstoles están a punto de morir lapidados, apedreados. En Listra, vuelven a sentir el sabor del triunfo, un paralítico les es presentado, y Pablo lo cura. Los habitantes de la ciudad piensan que son dioses, pero ellos nunca olvidan que no son más que seguidores de Jesús de Nazareth, muerto en una Cruz en la ciudad de Jerusalén, y a quien Dios resucita de entre los muertos, al tercer día. De allí vuelven a Antioquia, recorren las comunidades por ellos fundadas, confirmando y ordenando presbíteros, pero esta vuelta a Antioquia va a producir roces insalvables entre los dos apóstoles, llegando a separarse. Bernabé vuelve a Chipre, junto a Juan Marcos. 

     A partir de este momento la leyenda y los datos se confuden. Unos dicen que murio martirizado en Salamina donde sería apedreado en el año 60 y quemado, aún vivo. Su cuerpo fue encontrado en el año 458 sobre su cuerpo llevaba un ejemplar del Evangelio de San Marcos, su compañero.

Atributos de San Bernabé

      Se representa llevando en sus manos el Evangelio de San Marcos, recordando como fue hallado y las piedras con las que fue lapidado.

Oración a San Bernabé

Dios nuestro, que después de haber infundido
en abundancia la fe y el Espíritu Santo en San Bernabé,
lo destinaste para que anunciara a los pueblos paganos
el mensaje de salvación, haz que el Evangelio de Cristo,
que el predico valerosamente, sea proclamado con
fidelidad por nuestras palabras y nuestras obras.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.
Amén.

Festividad de San Bernabé

      A San Bernabé, la Iglesia, le celebra cada año el día 11 de junio.