miércoles, 24 de junio de 2015

SAN JUAN BAUTISTA DE MARTÍNEZ MONTAÑES


Imagen.- San Juan Bautista.
Autor.- Juan Martínez Montañes
Fecha.- 1.623 - 1.624
Técnica.- Madera Policromada.
Lugar.- Convento de Santa Clara de la Ciudad de Sevilla.

   "Juan Bautista se presento en el desierto bautizando y predicando un bautismo para la conversión y el perdón de los pecados. Juan iba vestido de pelo de camello, llevaba una correa de cuero a la cintura. Juan dijo: 
     - Este es el cordero de Dios que quita el pecado del Mundo". (Marcos 1, 4 - 6. Juan 1.29)

     Martínez Montañes es uno de los grandes escultores del Barroco Andaluz, que distaba mucho de la escuela Barroca Castellana, que tanto dramatismo da a sus obras, sobre todo aquellas que nos recuerdan la Pasión del Señor. Para Montañes el arte debía transmitir a los creyentes la esperanza que debía surgir con el movimiento contrarreformista surgido en Trento. Por eso dota a sus obras de gran dulzura, sin olvidar el objetivo para el que se han concebido que no es otro que enseñar al pueblo creyente aquello que estaba escrito en los Evangelios. 

      Montañes realiza importantes trabajos para el Monasterio de Santa Clara de la ciudad de Sevilla, para un altar lateral de su iglesia esculpe una imagen de Santa María Magdalena y este San Juan Bautista. Se trata de una obra de madurez, el escultor ha desarrollado su técnica, es un gran maestro del barroco sevillano, madurez que queda plasmada en la ejecución de este San Juan Bautista.

        San Juan sigue la inconografía de Montañes. Aparece de pies, vestido como nos recuerda Marcos en su Evangelio, vestido con una túnica de pelo de camello, cubierto por un manto rojo, abundantemente policromado, descalzo, con un libro en su mano izquierda cerrado, que quiere representar el Antiguo Testamento, que se cierrra con la llegada de Jesús, simbolizado en el cordero que descansa sobre él, y que Juan señala con su mano derecha, como nos recuerdan las palabras del evangelista Juan en el comienzo del presente artículo. Montañes nos presenta un San Juan joven, a punto de entrar en la madurez, imberbe, que transmite una gran serenidad, Olvidando la simbología con las que otros autores comnpletan la iconografía del precusor: El bastón coronado en la Cruz, símbolo de su martirio, que queda reflejado en el color del manto que cubre a San Juan y la Concha con la que bautiza en el río Jordán, y de donde vendrá su nombre: Juan el Bautista. 

martes, 16 de junio de 2015

PALABRA DE SANTO



El primer paso para ser santos es desearlo. Jesús quiere que seamos santos como su Padre. Con total voluntad amaré a Dios, optaré por él, correré hacía él y lo poseeré. Pero todo depende de las palabras "quiero" o "no quiero". He puesto toda mi energía en la palabra "quiero".

BEATA TERESA DE CALCUTA 

viernes, 12 de junio de 2015

PALABRAS DE SANTO



Todo lo que hago es por Dios. 
Las alegrías El me las manda; las lágrimas, Él me las pone; el alimento por Él lo tomo, y cuando duermo por Él lo hago. 
 Mi regla es su voluntad, y su deseo es mi ley; vivo porque a Él le place, moriré cuando quiera. Nada deseo fuera de Dios. Que mi vida sea un “fiat” constante.

SAN RAFAEL MARÍA ARNAIZ, 21 de diciembre de 1.937

domingo, 7 de junio de 2015

PALABRAS DE LOS SANTOS. SAN JUAN DE LA CRUZ. LA CRUZ Y SAN JUAN


Mas vale estar cargado junto al fuerte, que aliviado junto al flaco; cuando estás cargado, estás junto a Dios, que es tu fortaleza el cual está con los atribulados; cuando estás aliviado , estás junto a ti que eres tu misma flaqueza: porque la virtud y fuerza de alma en los trabajos de paciencia crece y se confirma. 


 SAN JUAN DE LA CRUZ, Dichos de Luz y Amor, 4

lunes, 1 de junio de 2015

PALABRAS DE SANTOS. SAN JUAN CRISÓSTOMO


      La avaricia puede llegar a ser una pasión violenta, tiránica. En los ricos, cada nueva posesión enciende en ellos una llama más viva, y los que están afectados por ella son más pobres que antes. Cada vez se les enciende más el deseo y así sienten más fuerte su indigencia.

San Juan Crisostomo. Homilía 63 sobre el Evangelio de San Mateo,