martes, 3 de marzo de 2015

SAN EMETERIO


Obra.- San Emeterio. 
Autor.- Julian Alanguna 
Fecha.- 1,950 
Técnica.- Madera Policromada 
Lugar de culto.- Retablo Mayor de la Catedral de Santander 

      San Emeterio fue un legionario romano, natural de la ciudad de Calahorra, hermano de San Celedonio, que vivieron en el siglo III. Hijos, como ellos, de un legionario romano. Convertido Emeterio al cristianismo, fue apresado en la persecución de Diocleciano. Trasladado a una cárcel en su pueblo natal, fue torturado por sus compañeros militares, para que renunciara a su fe y volviera a su oficio militar. Sin renunciar a su apreciada fe, aún más manteniéndose firme en ella, es condenado a muerte. Decapitado junto con su hermano en las afueras de Calahorra, sus restos son trasladados milagrosamente a la ciudad cántabra. Emeterio es patrón de Santander, Calahorra y otras poblaciones cántabras. Su fiesta litúrgica se celebra el 3 de marzo, aunque en algunos lugares, de los que es patrón, se celebra el 30 de agosto.

      Esta imagen de San Emetrio se encuentra en el Retablo Mayor de la Catedral de Santander, habiendo sido esculpida por Julian Alangua. El interior de la Catedral desapareció durante el incendio de 1.941 que destruyó prácticamente la ciudad. Al restaurar la Seo, se traen para su decoración retablos y otros elementos decorativos de otras ciudades españolas. El Retablo donde se venera San Emetrio, de estilo Barroco, se trajo de la Iglesia de Tamariz de Campos, cuyas imágenes fueron sustituidas por las que en la actualidad se pueden admirar y venerar. San Emeterio, patrón de Santánder, como ya hemos dicho anteriormente, se encarga al escultor Julian Alanguna, quien ya ha realizado imagenes de santos para otras iglesias españolas. 
      
      San Emeterio en esta imagen se nos presenta como un legionario, de estilo neobarroco, vestido con coraza dorada y clámide roja con forro morado, al revés que su hermano Celedonio que se nos presenta con la clámide morada y el fororo rojo. En su mano lleva asida una palma dorada, símbolo del martirio. Calzado con unas sandalias apoya sus pies en una negra peana que tiene en letras doradas puesto el nombre del Santo. De pie, el Santo soldado sujeta con su mano derecha no sólo la palma del martirio, sino también la capa, mientras con la izquierda, en un gesto demasiado teatral rechaza la propuesta de renunciar a la fe cristiana de sus compañeros militares. 

ORARCIÓN 

      Dios todopoderoso y eterno, que concediste a los Mártires Emeterio y Celedonio, la gracia de morir por Cristo, ayudanos en nuestras debilidades para que, así como ellos no dudaron en morir por ti, así tambien nosotros nos mantegamos fuertes en la confesión de tu nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario